Mis plantas no florecen

mis flores no florecen

Todos nos hemos comprado una planta preciosa, con una plétora de flores y al pasar nada!, una semanita o dos en casa, no solo esta completamente pelada de flores sino luchando por sobrevivir. Es entonces cuando nos agobiamos, por lo menos yo y empiezo a pensar oh dios mio! que te pasa? agua?, venga a echarle agua,resultado, muere ahogada. sol? muere quemada. Nutrientes? le echamos tanto que no superaría ningún control antidoping. Así que debemos relajarnos respirar y ver qué es lo que necesita nuestra planta , ya que ni todas son iguales ni necesitan los mismo cuidado.

Hoy os traemos algunos consejos que ayuden a vuestras plantitas a estar saludables y por tanto a producir las tan ansiadas flores.

1º Falta de luz

detalle flor

Con poca luz las plantas no podrán hacer la fotosíntesis y apenas florecerán

La luz es lo que hace posible la fotosíntesis. Por lo que si no tienen luz suficiente, no pueden hacer realizar correctamente sus funciones básicas, lo que convierte a la floración en un lujo que no pueden permitirse

Te ha de quedar claro que no hay una cantidad de luz estándar para todas las plantas. Según su biología, cada especie gusta de una cuota diferente en horas o intensidad. Bien sea en el exterior o en el interior de tu vivienda, debes conocer sus preferencias antes de buscarles una ubicación definitiva.

2º Falta de nutrientes

ramillete boda

La falta de fósforo y potasio puede acarrear un retraso en la floración o que éstas sean de escaso tamaño o calidad. También repercutirá en el futuro crecimiento del fruto.

Pero no te pongas ahora a abonar “como un loco”; los excesos en este caso tampoco son deseables. Demasiado nitrógeno -mineral encargado, entre otros, del crecimiento- podría inhibir la floración a costa de un desarrollo exagerado de la planta. Tendrías un ejemplar con brotes constantes, pero sin flores. Para colmo sus tejidos anormalmente tiernos, serían un bocado exquisito para el pulgón y otras plagas. Si has de aplicar abono en plantas de flor, utiliza el que no promueva tales circunstancias. Aquél con una proporción baja de nitrógeno en relación al fósforo y al potasio será el más indicado, ya que facilitará la floración y no a la inversa.

Igual de importante que la existencia de sales minerales es el hecho de que se encuentren en situación de ser asimiladas. El pH inadecuado del suelo es otra de las razones por las que una planta suele padecer carencias.

Dejando de lado algunas excepciones, como las plantas acidófilas o las amantes de los suelos alcalinos, el rango de pH entre 6,5 y 7 es el más conveniente. Este pH, considerado neutro para las plantas, es perfecto para la gran mayoría -con el que se da la mayor disponibilidad de nutrientes-.

3ºRiego inadecuado

No hace falta decir que el déficit de agua tampoco es deseable, ni para su floración ni para la planta en general. Un riego exiguo supondría el debilitamiento de la planta, la pérdida de sus flores y también de las hojas, o peor aún, su muerte. ¡Cuidado!

Pero, por evitar quedarte corto, no debes ahora pasarte. Solo conseguirás pudrir las raíces o favorecer la proliferación de hongos. Debes regar en su justa medida.

centro boda

 

 

 

Crédito joseeljardinero.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *